Enlaces de Colectivos: home | Asociación de Vecinos La Carretera | Colectivo de Alfombristas EntreArenas |

Unificar, mancomunar o morir


El último globo sonda que nos llega desde El Gobierno, es la reunificación de administraciones, siendo las Diputaciones, Cabildos y Ayuntamientos las que se encuentran en el ojo del huracán.

Un 19,5% de Los Presupuestos Generales del Estado se destinan a financiar a todos los Ayuntamientos de España. Siendo el montante de la partida equivalente a 71.474 millones de euros.

Esta noticia ya llevaba un tiempo comentándola con mi amigo Alejandro (Analista de bolsa), que postulaba como una medida verdaderamente efectiva, desde el punto de vista del gasto público, la medida tomada en Grecia, que elimina de un plumazo los dos tercios de los Ayuntamientos del País. (véase noticia)

Canarias no sería ajena a esta medida, es más, considero que puede ser una de las comunidades autónomas más afectadas, cabe recordar que El Pinar, en la isla de El Hierro es el municipio más joven de España, o que, Tejina siempre ha querido ser independiente de San Cristóbal de La Laguna. Sin olvidarme de las recientes declaraciones de vecinos muy activos de Anaga que piden dividirse de Santa Cruz de Tenerife. Todos estos movimientos segregacionistas me hacen pensar que esta medida tendría un gran rechazo generalizado en la ciudadanía.

Las mancomunidades, que llevan unos años funcionando, han servido para demostrar, que si hay interés por parte de las administraciones, se puede ahorrar mucho dinero en impuestos, además de optimizar servicios. Siendo el servicio de recogida de basura un ejemplo de ello.

En Canarias, los Cabildos son los máximos representantes insulares, con una extensa cartera de responsabilidades, además de medios humanos, económicos y materiales. Quizás sería un buen momento para centralizar un poco más ciertos servicios en El Cabildo, dejando a las corporaciones municipales un trabajo más cercano al ciudadano e igualitario. Eliminando las diferencias sociales que pueden tener dos vecinos que comparten calle, pero no municipio.

Un claro ejemplo sería Urbanismo, una concejalía, que en muchos sitios ha sido la gallina de los huevos de oro, además de efecto "gotita" en ciertos pactos de gobierno. Actualmente los Planes Generales de Ordenación Urbana no tienen nada que ver unos con otros, siendo un verdadero quebradero de cabeza para los profesionales (arquitectos, ingenieros, peritos...) que ven como el tipo edificatorio o las normas urbanísticas puede ser absolutamente opuesto en municipios vecinos con características sociales semejantes.

Como ejemplo les invito a conducir por la carretera general del norte en el trayecto Tacoronte-La Orotava y observar como varían: retranqueos a linderos, alturas, cubiertas, comercios en planta baja, entre muchos otros detalles. Este caso puede ser extensible a otros servicios, llegando a mancomunarse y controlarse desde El Cabildo, como máxime órgano de Gobierno Insular, pero eso sí, limitando la burocratización, pues caeríamos en el mismo error, pero con peores consecuencias.

Sólo espero los políticos se pongan de acuerdo y sean responsables en este asunto, evitando así las recientes declaraciones en radio del Vicepresidente del Cabildo José Bermúdez que tachó de locura la propuesta y al día siguiente, él mismo y su superior El Presidente Ricardo Melchior, dijeron no ver con malos ojos medidas de este tipo (véase noticia de prensa)

3 comentarios:

At 17 de junio de 2010, 15:27 AFOLADO said...

Muy bueno Pablo, lo que todos pensamos y nadie se atreve a realizar, ya esta bien de "reinos de taifas", centralización de los recursos Estatales/Cdad. Autn.e Insular/Ayuntamiento; aligerando carga de tanto mamoneo (asesores, colaboradores, empresas públicas runinosas, etc....).

 
At 17 de junio de 2010, 22:55 Pablo Naveros said...

Gracias por depositar su opinión, simplemente expongo un criterio que me parece racional.

Espero entiendan que no me refiero de los ya contratados, al contrario, ellos no tienen ni culpa ni por qué pagar los platos rotos. Pero eso no quita que debamos reestructurarnos

 
At 18 de junio de 2010, 22:18 Alejandro said...

Desde luego creo que sería una buena solución, pues hemos desaprovechado durante años de bonanza una capacidad de ahorro de la que podríamos haber hecho uso, y de hacer una política común. He ahí uno de los grandes problemas.

Se han realizado, tanto las políticas como los gastos (más que inversiones) con una óptica municipal y excluyente. Cuando en Canarias, mucho más que otros lugares de España, nuestros municipios se separan -como bien has dicho Pablo- por calles. Es vergonzoso que aún no se hayan dado cuenta los políticos que nos gobiernan, que el modelo que se había seguido hasta ahora, no era el mejor para el desarrollo, gastándose innecesariamente ingentes cantidades de dinero.

Soy partidario de reunir muchos servicios a una gestión insular, como realidad geográfica y natural que permite hacerlo.

 

Publicar un comentario en la entrada


-